Uno de los mayores retos de mis clientes cuando contratan el servicio de diseño web, es el de generar los textos para la web.

La gran mayoría me facilitan textos planos, informativos o descriptivos de su marca, producto o servicio, sin más objetivo que el de definir quienes son y a qué se dedican.

Está claro que hay cierta información que resulta elemental, pero la forma de colocar estratégicamente qué decimos, dónde lo decimos y cómo lo decimos es clave para conseguir captar la atención de un usuario de nuestra web y destacar respecto de la competencia.

En este artículo aporto algunas de las claves para mejorar esa redacción y aprender a extractar la información de mayor valor e importancia para tu marca y que conecte con tu público.

La clave que vamos a buscar siempre es “MENOS ES MÁS”, es decir, encontrar cuales son las palabras que definan claramente lo que somos y lo que ofrecemos sin enrollarnos en exceso.

 

  1. PÚBLICO: EL PROTAGONISTA ES EL CLIENTE

Dale la vuelta al texto informativo, deja de hablar de ti y comienza a hablar de tu cliente. Para ello estudia quien es tu cliente, qué necesidades e inquietudes tiene y cómo puedes ayudarle a resolver su problema. Ponte en su piel y transmítelo claramente.

Estudiar a tu público, además, te permite elegir qué tono vas a emplear para dirigirte a él. No es lo mismo dirigirte a un público de 20 años que a uno de 60.

  1. TITULAR  O TÍTULO PRINCIPAL

Cuando un usuario entra a tu web, lo primero que hace es escanear visual y rápidamente su contenido. Atrapa su atención utilizando titulares atractivos, preguntas o frases impactantes que hagan que decida continuar leyendo.

  1. CLARIFICA

Utiliza los formatos disponibles para hacer resaltar las palabras o ideas que quieres resaltar. El usuario habitual de internet no lee todo el contenido NUNCA. Por ello es importante guiar su vista a la información más importante.

Haz uso de las negritas, subrayado,  tachado o mayúsculas.

  1. RESUME:

Destaca breves acotaciones o resúmenes de los párrafos. Si un usuario ve que una página es muy larga, pierde interés exponencialmente.

Hagámosle la vida más cómoda resumiéndole la información.

  1. STORYTELLING: UNE EL BENEFICIO CON EMOCIONES

El usuario quiere saber qué le vas a aportar tu que no tenga, o que no le aporte otra empresa de la competencia. Quiere ver qué de diferente eres tu para él.

Para ello el objetivo es que el usuario se sienta identificado con tu historia, se sienta “justo así”.

El 99% de los textos que leemos los olvidamos en los siguientes minutos. Lo que realmente ancla una información en una persona es la emoción que le está produciendo (lo que ve, lo que lee, lo que vive…).

Por eso es importante conectar ese beneficio que le aportamos, con una emoción. Y esa emoción tiene que ser la que resuelva sus necesidades o su problema real.

Del mismo modo que operamos para generar los textos de la web, realizaremos lo mismo con las fotografías que emplearemos. Con las imágenes  complementamos la información textual y es muy importante que vaya en coherencia para que de un solo golpe de vista el cliente reciba la información que queremos que le llegue.

En el próximo artículo veremos qué fotografías escoger para una web que conecte, así como un poco de información técnica para asegurarnos de que se van a ver correctamente cuando las subamos a la web.

¿QUIERES MEJORAR TU WEB?

Si quieres mejorar tu web y hacer que conecte con tu público, contáctanos y te asesoraremos personalmente.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
width alt_text
¡Hola! soy Lorena 👋
Pregúntame, estoy aquí para asesorarte 😊